Las traiciones al pueblo saharaui, un culebron sin fin

En el Quijote, la imagen del loco que como caballero se echa a andar por el camino, encarna la decepción de Cervantes y la decadencia de Espana. Esta obra tiene una significacion ideologica por ser la histoiria de un sueno de grandeza, como el que asalto Zapatero desde que es el piloto de este barco a la deriva. Son los mismos fantasmas y suenos de un loco africano llamado Mobutu, que se imagino poder competir con la NASA y el programa Soyouz con la ayuda de una oscura compañia alemana, la OTRAG, en su proyecto de crear un centro espacial en plena sabana tropical para poner en orbita el cohete de los pobres, la “Volkswagen del Espacio” como quiso llamarla en aquel entonces.
El juez Baltasar Garzon, aparentemente, fue salpicado por estos delirios de grandeza. Segun EL IMPARCIAL, un periódico digital que de imparcial no tiene más que el nombre, Garzón ha admitido a trámite una denuncia interpuesta por Asadedh, una asociación creada por las autoridades marroquíes contra 24 altos cargos del Frente Polisario y 3 miembros de la seguridad argelina, a quienes acusa de genocidio y crímenes de lesa humanidad. El 5 de junio pasado el magistrado del juzgado número 5 de la Audiencia Nacional, dictó un auto aceptando la denuncia. El juez señaló que “existen indicios que pueden apoyar la querella” a la que que se puede aplicar el principio de Justicia universal y, en consecuencia, se propone formar “una comisión rogatoria” para tramitarla. Si bien, el auto de acusación no es definitivo ya que habrá que esperar los resultados de dicha comisión.
Con esta decisión, aumenta el número de medallas ganadas por el Estado Espanol en materia de traición al pueblo saharaui. Primero, la vergonzosa y cobarde entrega del Sahara Occidental a Marruecos, seguida de la venta de armas al régimen marroqui para aniquilar el pueblo saharaui, la indiferencia del pueblo español que vota siempre por los partidos que apoyan el genocidio del pueblo saharaui. Y, por si no faltaba más para llenar la cacerola con todos los ingredientes de la infamia, ahora viene el Sr Garzón con sus sarcasmos, que por lo visto no pudo resistir a las presiones ejercidas por los asesinos marroquies y sus aliados zapateristas.
El juez español deberia meditar, más bien, en la legalidad de los Acuerdos de Madrid, en el genocidio cometido por las tropas españolas contra el pueblo guanche en las Islas Canarias, en las guerras del Rif y en la guerra del Sahara en 1957, cuando los combatientes saharauis fueron acorralados por las tropas hispano-francesas en el marco de la Operación Ecouvillon dirigida por los franceses. Debería pensar en investigar los abusos perpetardos por la administracion colonial española contra la población civil saharaui, las torturas en el cuartel de la « Policia Territorial » en El Aaiún, en Smara, Dajla y Bojador. De hecho, si los saharauis no han presentado ninguna denuncia hasta ahora contra el Estado Español, no es porque no ha habido abusos. Todo el mundo sabe que la dictadura de Franco no tuvo piedad de nadie. No lo han hecho porque no quieren caer tan bajos como Zapatero y Garzón.
Debería más bien pensar en aquellos miles de niños que vienen cada verano a pasar sus vacaciones en hogares españoles y en sus susfrimientos durante más de tres décadas en el inhóspito desierto de Tinduf. El ciudadano saharaui considera que « sería deseable que la justicia española ayude a poner término al calvario de estos niños y de sus familiares, y denunciar a los gobiernos marroqui y español, los verdaderos culpables de todas las desgracias caídas sobre este inocente pueblo.
La actitud del juez español es de naturaleza que enreda los esfuerzos consentidos por el Frente Polisario para conservar los lazos de amistad con el pueblo español y con vistas a encontrar una solución al conflicto del Sáhara que duró más de lo que debía. La instrumentalización de la jusiticia española en el asunto del Sahara bajo presion marroquí es repugnante, inadmisible y lleva las notas de una grosería de dimensiones gigantescas. El pueblo saharaui rechaza toda explotacion política de la jusiticia española y se asombra de la coincidencia de esta querella con la visita del Representante Especial Chritopher Ross y los avances positivos para el pueblo saharaui observados en los últimos acontecimientos, lo que demuestra que el expediente forma parte de las maniobras urdidas por el régimen putrefacto de Marruecos y su aliado mongólico de España. Hay suficientes motivos para pregunstarse el porqué del timing elegido por el juez español para sacar un asunto de tan poca importancia comparado a los muchos que su excelencia tiene guardados en su cajón. Como, a título de ejemplo, la fluida actividad de los servicios secretos marroquies que, ahora se sabe, estaban detrás del ocaso de la democracia en España, que comenzó el 11-M de 2004. Ese terrible atentado terrorista que puso todo patas arriba y del que la sociedad española aún no se ha repuesto del trauma.
No sin motivos, la parlamentaria del PP Soraya Sáenz de Santamaría dijo, según El PAIS de 18/06/2009, a los socialistas : « Ustedes no son de fiar. No es la primera vez que mienten ustedes antes de unas elecciones. Creo que ya van por la tercera. Se ha convertido para ustedes en una costumbre, pero esta vez su osadía ha ido bastante más lejos », dijo la portavoz del PP. No precisó, pero se supone que las tres veces a las que se refería son la de la campaña de las europeas por no decir que subirían los impuestos, la de las generales de 2008 por no admitir la crisis económica y la de 2004 tras el 11-M. Aunque sea de forma implícita, es la primera vez en muchos meses que un alto dirigente del PP utiliza el 11-M contra el PSOE en un debate en el Congreso.
Garzon debería investigar porqué, desde que Alberto Saiz llegó a la dirección del Centro Nacional de Inteligencia, en abril de 2004, ha destituido a más de una treintena de jefes y directivos, la mayor parte relacionada con la lucha antiterrorista. Sin embargo, ha contratado, según las denuncias internas, a un grupo de personas con las que le unen lazos familiares o de amistad.
La historia protagonizada por el juez Garzón forma parte de la campaña mediática dirigida por los marroquies para desacreditar al Frente Polisario y a la que se han sumado incluso algunos sitios que se dicen solidarios con la causa saharauis. Entre ellos, SaharaLibre.es, que ya lleva tiempo, junto con ARSO, la pagina web de los amigos suizos, participando activamente en esta campaña difamatoria con la publicación de articulos que van en el mismo sentido que el asunto que está sacando el juez Garzon. Para aliviarse la conciencia, mandan unas cuantas latas de conservas para los refugiados, reciben un niño en el verano, y todo anda viento en popa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.


*